Los comienzos del Club de Mayores Activos de FAyG

DSC02687

 

A las 20:00 ya estábamos todos en el hall del Pequeño Teatro Gran Vía. Se detectaba expectación y ganas de pasarlo bien. Alguno hacía mucho tiempo que no iba al teatro. Bajamos unos cuantos tramos de escaleras y entramos en la sala. Varios de los actores de la compañía de Teatro El Zurdo acomodaban a los espectadores. Sonaba una melodía interpretada por un acordeón. La marquesa de Vadillo (Beatrice Binotti) comenzó a deleitarnos con temas melódicos de la música italiana conocidos por todos. Entre tanto, los actores en un camerino instalado en el escenario terminaban de caracterizarse… Así comenzó nuestra primera actividad del Club Mayores Activos FAyG.

Durante hora y media estuvimos inmersos en un ambiente de relato policial, al más puro estilo de los de Agatha Christie, intentando desvelar la identidad del asesino.

http://www.teatrozurdo.com/el-extrano-caso-de-la-marquesa-de-vadillo.html

A la salida nos hicimos unas fotos junto a algunos de los actores.

Y regresamos a casa, satisfechos de haber participado en una actividad diferente junto a un grupo de amigos.

Esto es solo el principio de las andanzas los Mayores Activos FAyG

 

MAYORES ACTIVOS FAyG

 

¡Nos vamos al teatro!

Dentro del Programa de Envejecimiento Activo, el Club Mayores Activos FAyG realizará su primera actividad.

El Club de Mayores Activos FAyG está formado por personas que se reúnen para hacer actividades juntos y pasarlo bien.

Mañana, día 4 de marzo acudiremos al Pequeño teatro Gran Vía a ver la obra “El extraño caso de la marquesa de Vadillo”       http://www.teatrozurdo.com/el-extrano-caso-de-la-marquesa-de-vadillo.html      

La obra ha sido elegida por estar dentro del género policial y cuadrar perfectamente con el tema del taller de literatura que venimos desarrollando juntos en el Centro Reina Sofía de Cruz Roja.  Dicho taller ha sido el lugar de conocimiento y encuentro de este grupo de mayores  con intereses e inquietudes comunes, que coinciden con las bases del Programa de Envejecimiento Activo de la Fundación Alicia y Guillermo.

 

Los tres jinetes del Apocalipsis. G.K. Chesterton

 

chesterton

 

 

Volvemos con nuestros relatos de género policial.

Nuestro autor de hoy: Gilbert K. Chesterton

Sobre el autor

Escritor inglés, 1874-1936. Nació en Londres. Estudió Arte. Fue periodista. Publicó varias novelas, muchos relatos cortos, algunos ensayos largos y multitud de artículos de los que muchos, unos a lo largo de su vida y otros póstumamente, fueron recopilados. Se convirtió al catolicismo en 1922, hecho que tendría una gran relevancia en la recepción posterior de sus obras. Falleció en Londres.

Entre sus obras destaca una biografía sobre Santo Tomás de Aquino (1933), que se considera la mejor de las escritas sobre este personaje. Nos dejó más de 100 obras, entre ellas su autobiografía.

Fue admirado por Borges, quien lo considera uno de los más grandes maestros del relato. Gracias a Borges, Chesterton  volvió a ponerse de actualidad y su obra ha sido recopilada  en nuevas ediciones.

Su estilo literario está fundamentado en la paradoja y marcado tanto por su amor por las discusiones filosóficas como por su religiosidad católica.

Para más datos biográficos ver el siguiente enlace:

http://www.biografiasyvidas.com/biografia/c/chesterton.htm

Antes de comenzar con un relato propiamente dicho, es interesante conocer un artículo del propio autor, donde nos da cuatro consejos para escribir un buen cuento policial.

El texto del artículo en

http://www.ciudadseva.com/textos/teoria/tecni/poli01.htm

Sobre  el relato

El primer texto que os propongo es el relato titulado “Los Tres Jinetes del Apocalipsis”

http://www.grupotortuga.com/Los-tres-jinetes-del-Apocalipsis

No es realmente un cuento policial al uso, pero veremos en él  la genialidad del uso de  la paradoja:  ” Todo el asunto fracasó porque la disciplina era demasiado buena”

Una historia que narra con maestría la época de húsares prusianos, héroes nacionalistas, correos a caballo, rigidez militar y tantos otros buenos detalles que nos trasladan con eficacia a esa convulsa etapa de románticos revolucionarios enfrentados a poderosas naciones subyugadoras. El cuento nos entrega dos perspectivas del mundo y hace hincapié en la visión de los soldados que ven desaparecer su rígida hegemonía a través de la figura del mariscal Von Grock, quien en frases como “Nada me preocupa el mundo más allá de los lindes de la frontera” o “El mundo cambia no por lo que se comenta o por lo que se reprueba o ensalza, sino por lo que se hace” deja entrever que los militares necesitan actuación por encima del pensamiento. Chesterton trabaja maravillosamente los retratos psicológicos que ayudan a dar las claves resolutivas de este enigma paradójico.