Buen Trato hacia las Personas Mayores

Hacer mi voluntariado en la Fundación me ha ayudado especialmente a cambiar mi concepción de los “mayores”, ahora evito palabras como “anciano” o “viejo”, no porque sean malas palabras (las palabras no son ni buenas ni malas), sino por la connotación y el carácter despectivo que tienen. Este interés en los “mayores” hizo que solicitase en el Colegio Oficial de Psicólogos de Madrid, formar parte del Grupo Buenos Tratos a Personas Mayores. Cuando me incorporé a este grupo, estaban trabajando en un proyecto que quería concienciar a la sociedad, a las instituciones y a las familias, del maltrato que reciben las personas mayores y que en muchas ocasiones, se vive como una situación normal, es decir, ni siquiera nos damos cuenta de que lo que estamos haciendo puede suponer un maltrato al mayor. ¿Qué mejor manera de hacerlo que a través de unos cuentos? Una idea muy potente porque permitía llegar a los demás de una forma amena y entretenida, pero a la vez les facilitaba tomar conciencia de qué es un maltrato y de cómo se puede contribuir a erradicarlo. En total se elaboraron 6 cuentos, en los que se plasmaban situaciones de buen y mal trato a los mayores, en los ámbitos de la Sociedad, las Instituciones y la Familia.

Mi participación fue en los cuentos para concienciar a la Sociedad. En mi grupo de trabajo se dio una colaboración estupenda en la que todos queríamos aportar nuestras ideas. La experiencia fue gratificante porque además me ayudó a darme cuenta de que muchas situaciones que vivía como “normales”, no lo eran. Por ejemplo, llamar al mayor por el diminutivo de su nombre y tratarle como si fuera un niño. O dirigirnos al mayor como si no tuviera capacidad de decisión simplemente por tener más años que nosotros, aunque cognitivamente no tenga ningún deterioro.

Os invito a leer los cuentos, a tomar conciencia y a colaborar con ese cambio sobre la concepción del mayor que necesita nuestra sociedad, especialmente cuando según nos dice la OMS “entre 2000 y 2050, la proporción de los habitantes del planeta mayores de 60 años se duplicará, pasando del 11% al 22%. En números absolutos, este grupo de edad pasará de 605 millones a 2000 millones en el transcurso de medio siglo”. En 2050, muchos de nosotros formaremos parte del colectivo de mayores y desde luego, yo quiero seguir siendo tratada como una persona válida, independiente y con decisión propia.

¿Qué quieres para ti? 

Mercedes Retana, Voluntaria FAyG

 

 

 

 

Compartimos la invitación a la presentación del “Proyecto “Cuenta conmigo, cuenta con ellos”, promovido por el Grupo de Trabajo Promoción para el Buen Trato hacia las Personas Mayores del Colegio Oficial de Psicólogos de Madrid, que ha tenido como resultado más destacable la edición de Cuentos y Guías didácticas para el fomento del buen trato a las personas mayores, dirigidos a Instituciones, Familias y Sociedad. En siguiente enlace tiene información más detallada sobre esta convocatoria.” Será el día 10 de octubre.

 

 

21 de septiembre Día Mundial del Alzheimer

Nuestra voluntaria Mercedes se ha visto afectada muy de cerca por esta enfermedad y ha dejado constancia de su experiencia mediante esta poesía. 

 

“Querido monstruo alzhéimer”

 

Para ti, mamá

 

Recuerdo cuando la oscuridad habitaba en mi madre

Recuerdo sus ojos endurecidos y su boca contraída

Recuerdo las discusiones con mi padre, los portazos y la tristeza

Recuerdo su soledad

 

Llegaste de puntillas:

Jugando al escondite con las llaves

Apropiándote de los nombres de las cosas

Encerrándola poco a poco en tu niebla

 

Hemos luchado contra ti, pastillas y terapias inútiles

Sigues ahí, alimentándote de sus recuerdos

Devorándole la vida, dando mordiscos a las nuestras

 

Ya no sabe dónde está su casa

O cuantos hijos tiene

Septiembre puede ir detrás de abril

Y los nombres de sus nietos se confunden

 

Pero monstruo,

¿Sabes que le has robado el dolor y el resentimiento?

¿Sabes que has convertido a mi padre en su cuidador?

¿Sabes que su ternura le ha liberado el corazón?

 

Has devuelto la dulzura a sus ojos, cuando mira a su esposo

Has relajado sus labios, cuando responde a las sonrisas

Has liberado su cuerpo, cuando reacciona a nuestros abrazos

Ahora le gusta reír, cantar y bailar. ¡Es tan fácil quererla!

 

No te olvides, gracias a ti está reviviendo un amor pasado

No te olvides, gracias a ti hemos recuperado sus besos y abrazos

No te olvides, gracias a ti he vuelto a admirar a mi padre

Sí, nos has devuelto su amor

 

Maldito Alzheimer,

Sé que acabaras engullendo a mi madre

Sé que acabaras destrozando nuestras vidas

Pero sé que no me podrás quitar este recuerdo

 

Aunque quién sabe…

A lo mejor un día me obligas a compartirlo contigo.

 

 

Autoría: Mercedes Retana, voluntaria FAyG