PROGRAMACIÓN NOVIEMBRE – CLUB VITALMENTE

 

Talleres y Actividades nuevo Curso FAyG – Club Vitalmente


 

Salidas y visitas Octubre FAyG – Club Vitalmente

 

¡Apúntate!

SLOW JUMP para mayores de 50

Clases de Slow Jump para mayores de 50

Se proporciona a los mayores de cincuenta años un espacio y una actividad adecuadas a sus condiciones físicas y que, a la vez, sea lo suficientemente atractiva para que vayan incrementando poco a poco su propiocepción y se encuentren más seguros, confiados y felices.

¿Qué es el Jumping?

El Jumping es una nueva forma de entrenamiento. Una de las más completas, en la que todo el cuerpo trabaja activamente. Consiste en saltar sobre un trampolín individual mientras se realizan ejercicios gimnásticos al ritmo de la música.

Clases de Slow Jump

El Slow Jump se plantea como una clase de Jumping con ejercicios específicos y adaptados a personas mayores o con limitaciones físicas que les impiden realizar cualquier otro deporte. El ritmo es más lento que en una clase normal y la presión sobre la lona es mínima, con el fin de fortalecer, sin dañar, la musculatura y las articulaciones. Se realiza sobre una lona de salto, sin muelles, sujeta con gomas tensadas y con una barra de apoyo, que garantizan la estabilidad y la seguridad de los usuarios.

 

Es ideal a partir de los cincuenta y tiene múltiples beneficios, por ejemplo:

Hace quemar calorías, por lo que ayuda a destruir la grasa corporal, por lo que ayudaría también a los mayores que tiene sobrepeso y les cuesta mucho esfuerzo eliminarlo por no poder realizar ejercicio físico continuado y constante.

Por otra parte, al saltar, se movilizan partes del cuerpo que pensábamos que no existían, se trabaja la fuerza, controlando todo el peso del cuerpo con los saltos y también la resistencia, mejorando el sistema cardiovascular.

 

Mejoran la capacidad pulmonar, el equilibrio y la coordinación. Para las personas mayores, que van perdiendo masa muscular, que tienen problemas de artrosis, de osteoporosis o de estabilidad, que se sienten inseguras caminando por la calle o viajando en transporte público, constituye una disciplina que puede aportarles seguridad, porque a la vez que se van notando más ágiles, restablecen el punto de equilibrio corporal que pueden haber ido perdiendo, coordinan mejor sus movimientos y aumentan su concentración y atención al caminar.

Y, por otra parte, y no menos importante, es una de las formas de ejercicio físico más divertidas y que produce más endorfinas. Al realizarse con música y crear la sensación ligera de ingravidez, contribuye a que el estado de ánimo sea mucho más positivo, creando verdadera adicción, con la diferencia de que es un antidepresivo natural y los mayores recuperan una alegría que en muchos momentos les falta.

 

 

Las clases se plantean con un grupo de 10 alumnos, en una sesión de 50 minutos una vez a la semana.
Los lunes de las 18:00 – 19:00h.
Las clases empiezan el lunes 29 de octubre 2018, en el Centro de Día San Antonio, Calle Jaén, 8 planta baja.

 

 

¿Te interesa? ¡Apúntate! 😉 

 

Mas información sobre el jumping: https://isfri8.wixsite.com/jumpinnetics/jumping

PROGRAMACIÓN OCTUBRE – CLUB VITALMENTE

Talleres y Actividades nuevo Curso FAyG – Club Vitalmente



Salidas y visitas Octubre FAyG – Club Vitalmente

 

¡Apúntate!

Aprendiendo Informática en la Fundación Alicia y Guillermo

Los miércoles por la tarde nos reunimos en la Fundación Alicia y Guillermo para aprender informática. A diferencia de las generaciones más jóvenes, que han convivido con el uso las TIC (Tecnologías de la Información y la Comunicación) desde su nacimiento, los mayores se han visto obligados a adaptarse a un mundo donde las TIC cada vez tienen mayor peso en todos los aspectos de la vida.

 

El objetivo de las clases de informática es familiarizamos con el funcionamiento de los ordenadores, smartphones y tablets, aprender a manejar el ratón, las pantallas táctiles, el teclado, los usb, las apps e internet para poder facilitar el acceso de los mayores a nuevas formas de ocio, información y comunicación.

 

 

El contenido del taller es adaptable a las necesidades de los participantes y en las últimas clases hemos respondido algunas dudas, como por ejemplo:

  • Aprender a utilizar Whatsapp: cambiar la foto de perfil, enviar audios y fotos, hacer videollamadas, añadir nuevos contactos, salir de grupos…
  • ‘Mi teléfono tiene la memoria llena’: eliminar contenido, borrar caché, vaciar la papelera, pasar las fotos del smartphone al ordenador…
  • Utilizar Youtube: crear listas, suscribirse a canales, buscar las letras de las canciones para cantar como karaoke…
  • Utilizar Facebook: cómo añadir amigos, ¿pueden otras personas saber que estoy viendo su Facebook?, ¿quién puede ver mis fotos?
  • Seguridad en la navegación: utilizar diferentes navegadores, palabras clave en Google, ¿qué son las cookies? ¿es seguro pedir cita para renovar el DNI por internet?
  • Configuración del smpartphone: pasar los contactos de la SIM al teléfono, cómo añadir mi correo electrónico, aprender a hacer fotos, cambiar el fondo de pantalla, descargar aplicaciones, conectar el wifi…

 

Como monitora del taller, he sido voluntaria en esta y otras organizaciones de mayores dando clases de informática para romper la brecha digital generacional, siempre con la idea de visibilizar la capacidad de los mayores para utilizar la tecnología y guiarles en el proceso de aprendizaje.

Uno de los aspectos positivos que destaco de este taller es que además de integrar las TIC en su vida diaria, los mayores consiguen formar un grupo unido en las clases. No importa el nivel de informática de cada participante, el aprendizaje es mutuo y todas aprendemos de todas.

 

Si tú o algún familiar mayor tiene curiosidad por aprender a utilizar las TIC, anímate y contacta con la Fundación Alicia y Guillermo, estaremos encantadas de conocerte.

Carolina Pallardó
(Voluntaria FAyG)