¿Ser mayor o estar mayor?

¿SER MAYOR O ESTAR MAYOR?

 

En el año dedicado a las personas mayores, todos los sociólogos y psicólogos coinciden en afirmar que, al contrario de lo que se piensa, el ser mayor no es un proceso atípico ni irreal, y tampoco significa que sea malo. Es simplemente una etapa más de la vida, de la vida de cada uno y que será el resultado de la forma en que haya vivido las etapas anteriores, es decir, de cómo ha ido haciendo su propia historia. 

 

No tiene, por tanto, que se una época negativa porque se compare uno con los más jóvenes que están en plena etapa productiva. Tampoco ha de vivirse desde una perspectiva mercantil, financiera o de utilidad, sino desde una escala de valores del ser. 

Es una etapa vital que tiene otras necesidades y otras posibilidades. El hecho de que sean otras no significa que no existan. Todo el desafío consistirá en saber descubrirlas.

 

Lo que sí parece estar cada vez más claro es que ser mayor no guarda un paralelismo absoluto con el carnet de identidad. Hay muchas gente joven que sin tener proyectos claros de vida se presentan como eternos aburridos, que consumen aburrimiento y se dejan llevar por éste. Por el contrario, cuánta gente “mayor”, con ochenta y tantos años y hasta noventa y tantos, tiene un espíritu maravilloso, dispuesta a comenzar nuevas experiencias, poco apegada a lo superficial. 

 

El modelo de vejez que hemos tenido nos hacía creer que por el simple hecho de cumplir años, la persona necesariamente perdía años. Científicamente se ha demostrado que tal convicción no se ajusta plenamente a la realidad, aunque haya mucha gente que le suceda de este modo. 

Lógicamente, hay muchos mayores que viven esta etapa negativamente, debido a la pobreza, la marginación o la enfermedad. Otros lo hacen en positivo y descubren la vida. Y están los indecisos, que son los recién llegados a este tramo de su existencia, que no acaban por definirse. 

 

Para el doctor José Luis Jordana Laguna, se comienza a envejecer cuando la persona deja de moverse, de aprender, de amar o de participar. 

El envejecimiento se frena permaneciendo activo, estando informado y formándose permanentemente, promoviendo la convivencia y la integración social y participando activa, crítica y creativamente. 

Para conseguir esto es necesario querer aprender (tomar conciencia-motivación), tener recursos para ello y saber cómo y con que aprender o enseñar.

 

 

¿Que podemos hacer por los mayores?

 

Primeramente hemos de tener presente que la historia de estas personas no es nuestra historia; que su contexto no es el nuestro; que su época no fue la mía; que sus puntos de partida son muy diferentes a los nuestros.
Y, en segundo término, preguntarles de qué se sienten capaces de hacer y qué no pueden hacer; no crearles situaciones aplicables a ellos desde una perspectiva que no es la suya, y, sobre todo, llamarlos a participar en sus proyectos y en el trabajo de descubrirlos. 

 

 

Bienaventuranzas de la comprensión

 

Benditos sean
los que comprenden
mis pasos vacilantes
y mis manos temblorosas.

 

Benditos los que saben
que mis oídos van a tener hoy 
dificultades para oír.

 

Benditos los que aceptan
mis vista cansada
y mi espíritu ralentizado.

 

Benditos los que apartan
benévolos sus ojos
cuando se me cae el café del desayuno.

 

Benditos los que, sonriendo,
se paran a charlar
conmigo un momento.

 

Benditos los que nunca me dicen:
¡Es ya la segunda vez 
que me cuentas esa historia!

 

Benditos los que tienen tino
para hacerme evocar mis días felices
de otros tiempos.

 

Benditos los que hacen de mí
un ser amado,
respetado y no abandonado.

 

 

Autor: Eleuterio Romero Fonseca, 91 años, periodista y usuario de la fundación

 

José Miguel Casanova Valero – La publicación de su novela

José Miguel Casanova Valero –

La publicación de su novela “Muerte entre los Álamos”

 

Esta es la historia de un sueño hecho realidad. Fraguado entre José Miguel Casanova Valero, el autor, María Castaldi, la cómplice, Lola Carbonell, la mediadora y la Fundación Alicia y Guillermo, la mecenas.

 

los3Todo empezó en un taller de lectura de cuento que Lola imparte en Cruz Roja. Aquel curso había decidido explorar el cuento policial. Tras leer muchos relatos, José Miguel comentó que él había escrito una novela policíaca, que  ofreció a Lola para su lectura. Y a Lola le interesó mucho, aquella novela escrita por un hombre que se había iniciado en la escritura tras su jubilación. Estaba bien documentada, bien construida, sus personajes eran creíbles y su asunto también.  Ya a finales de curso con el permiso del novelista, dedicaron un par de clases a mostrar la obra a los compañeros de clase y como era de esperar levantó gran interés. Quiso el destino, que entre los alumnos estuviera María Castaldi, viuda del gran escritor Jesús Fernandez Santos, acostumbrada a corregir los textos de su marido. María se ofreció a corregir el texto de José Miguel y así lo hizo.

 

dsc06722

Y es ahora cuando entra en juego la Fundación Alicia y Guillermo. En las navidades de 2015, se inició una campaña diseñada para ayudar a los mayores a conseguir sus sueños, porque nunca se deja de soñar. Cada mayor colgó del árbol de navidad una bola que llevaba entrelazado un sueño. José Miguel, con mano firme y corazón anhelante, colgó su novela “Muerte entre los Álamos” con la esperanza de ver cumplido el deseo de todo escritor, ver publicada su obra.

Tras meses de pesquisas y conversaciones con editoriales, la novela ha visto la luz de la mano de la editorial Cardeñoso y ha sido presentada en los salones del Centro  de Mayores Reina Sofía de Cruz Roja, el pasado 02 de noviembre.

 

La publicación de esta novela forma parte del proyecto “/-RTE (Arte) por un mundo mejor”. Con esta iniciativa la Fundación Alicia y Guillermo quiere  apoyar a las personas mayores a seguir desarrollando sus talentos y su creatividad, y sensibilizar a la sociedad sobre la realidad de los nuevos mayores que tienen todavía mucho que aportar a la comunidad.

 

capa22

 

Según la reseña del editor se trata de una
“Interesante novela donde el lector se verá atrapado por su trama y sus personajes; sobre todo ellos destacan el detective privado Mario Comas, su ayudante y el inspector Cortés, que pasan por momentos tensos, que le harán continuar hasta el imprevisible desenlace final. El narcotráfico, el asesinato o la trata de blancas se sumergen en estas páginas para deleite del lector. Tampoco faltan los momentos de amor, las situaciones anecdóticas de sus personajes ya la corrupción política”.

 

 

La novela “Muerte entre los Álamos” es un excelente regalo para estas navidades: misterio, intriga, amor y además le añadimos una dosis de SOLIDARIDAD. Está a venta al precio de 15€.
Contacta con nosotros comunicacion@fundacionaliciayguillermo.com ó en los teléfonos 910 843 405 – 665 148 361 y te haremos llegar todos los ejemplares que necesites.

 

Échale un vistazo a la entrevista con José Miguel y María:
https://www.youtube.com/watch?v=hNvdx9lUsIY 

/-RTE por un mundo mejor – Talento de las personas mayores

 

“Utiliza en la vida los talentos que poseas:

el bosque estaría muy silencioso si sólo cantasen los pájaros que mejor cantan”

Henry Van Dyke (1852-1933) Escritor estadounidense.

 

En la Fundación Alicia y Guillermo creemos que no hay edad para descubrir, perfeccionar y compartir nuestros talentos con la sociedad. Por eso apoyamos que los talentos de nuestros mayores, tan diversos como estupendos, llenen el bosque con sus sonidos y sus canticos.

Concluir la vida laboral no debe suponer dejar de tener conocimientos, creatividad, iniciativas y capacidades, que puedan seguir desarrollandose y aportando a la sociedad. Al contrario, puede ser el mejor momento: tantas experiencias vividas, tantas cosas vistas, un conocimiento más amplio del mundo y, ahora, la libertad para poder transformar todo esto en mucho más.

Por este motivo, en la FAYG queremos compartir contigo nuestro proyecto /-RTE por un mundo mejor – el talento de las personas mayores. A lo largo de este año, te presentaremos a personas mayores y sus talentos. Esperamos contar con tu apoyo para alentar y difundir estos talentos.

 


En primer lugar, te presentamos al artista Alberto Sydney Latini.

Alberto, nació en Brasil y ha trabajado toda su vida como arquitecto y artista plástico. Siempre buscando la inspiración a su alrededor, en su familia y en sus viajes internacionales. Su trabajo, por supuesto, ha influido mucho en su estilo como artista, pues sus obras tienen su propia voz.

Hace unos años, tomó la decisión de embalar sus “cuatro cosas” en Brasil y venirse a Europa. Después algunos meses en Italia, encontró su nuevo hogar en Madrid, donde dio sus primeros pasos en el mundo artístico madrileño.

Actualmente, tiene una exposición en el espacio Ciudad Invisible. Un local acogedor para tomarse un café o un vino, saborear unas tapas y disfrutar de las obras que están distribuidas por todo el local.

 

Exposición

 

El próximo 05 de mayo, en la Ciudad Invisible, Alberto Sydney Latini dará una charla en la que nos enseñará la visión de sus obras. Sí quieres acompañarnos, puedes apuntarte en eventos@fundacionaliciayguillermo.com

 

¡Te esperamos! ¡Gracias por compartir nuestro post entre tus amistades!