Tu historia hace Historia

La Fundación Alicia y Guillermo comenzó en abril de 2017 el taller ‘‘Tu historia hace Historia’’, y ha concluido en junio de 2018. En él han participado algunos de los socios de la Fundación. Nuestros contertulios han compartido su vivencia y experiencia de los procesos históricos tanto nacionales como internacionales desde sus primeros recuerdos hasta el día de hoy.

 

Todas estas décadas fueron repartidas en cinco bloques: posguerra y dictadura (1939-1956), aperturismo (1956-1975), Éxodo Rural y urbanización de Madrid, la Transición (1973-1982) y la Democracia (1982-2018). Cada bloque responde a mismas cuestiones concretas sobre hechos y sucesos políticos, culturales, sociales y económicos tanto nacionales como internacionales, así como cuestiones de género, vida cotidiana, religión y ocio. La idea no ha sido contar ‘batallitas’, sino compartir cómo vivieron estos contextos.

 

Dirigidos por un moderador y un secretario que ha guardado sus aportaciones, el taller nos ha permitido conocer mejor cómo han cambiado las cosas. Efectivamente, la historia de España en general, así como la de los últimos 80 años en particular, es apasionante. Es verdad que hay muchos aspectos poco investigados, así como polémicas y asuntos polarizados ideológicamente, también politizados, y que son carne de la prensa amarilla y de la discusión mediática.

 

Este ejercicio de memoria intrahistórico, esta reunión de conocimiento, busca ser una fuente histórica primaria y de primera para conocer mejor la historia de nuestro país, para la investigación, divulgación y demás estudios y fines científico-humanísticos.

Este tipo trabajo tiene bagaje en el mundo académico y recibe el nombre de fuentes orales. Una herramienta propia de la Sociología, pero también utilizada por otras ciencias humanísticas tales como la Politología, la Psicología y, en este caso, la Historia. Por ello hablamos de historia oral. Diversos autores, tanto españoles como extranjeros, han hecho de las fuentes orales su medio de trabajo e investigación. Nos gustaría compartir algunos para darle rigor a esta afirmación: las Pilar Díaz y Pilar Folguera en las facultaes de Historia y Filosofía y Letras, respectivamente, de la U———niversidad Autónoma de Madrid, el profesor Fernando Hernández Holgado, del departamento de Historia contemporánea de la Universidad Complutense de Madrid, Paul Thompson, profesor de Sociología en la universidad de Essex o George Ewart (1909-1988), de la ‘‘University of South Wales’’.

 

Esta dinámica, como todas las que ofrece la Fundación Alicia y Guillermo, ha hecho del grupo un lugar de convivencia constructiva y de calado, pues contrastar distintos puntos de vista sobre un proceso histórico común propicia siempre un ambiente muy enriquecedor y sociable, algún que otro debate, replantearse cuestiones que llevaban mucho tiempo en el tintero o reflexionar sobre asuntos, no demasiado profundos ni comprometedores, pero que pueden venir bien sacar a la luz del grupo. Un grupo que ya es un lugar de convivencia y compartir agradable, intenso, pedagógico e, incluso, terapéutico.

 

Damos las gracias a nuestros contertulios y contertulias: José María, Encarnación, Javier, Alberto, Lucía y Alicia; también a quienes han dirigido el taller: Pablo y Luis, así como a la dirección de la Fundación, a cargo de Lola y Ann.

De nuevo expresamos el deseo de que este blog sea útil y constructivo para quien quiera embarcarse en la gran aventura de leerlo.

 

Pablo Delgado, voluntario FAyG

Mayores 2.0 – Rompiendo Barreras Digitales

Mayores 2.0

 

Desde principios de 2017  todos los miércoles por la tarde, se puede aprender el manejo con los ordenadores y teléfonos móviles en la Fundación.

A diferencia de las generaciones más jóvenes, que han convivido con el uso las TIC (Tecnologías de la Información y la Comunicación) desde su nacimiento, los mayores se han visto obligados a adaptarse a un mundo donde las TIC cada vez tienen mayor peso en todos los aspectos de la vida.

El objetivo de las clases de informática es familiarizamos con el funcionamiento de los ordenadores, smartphones y tablets, aprender a manejar el ratón, las pantallas táctiles, el teclado, los usb, las apps e internet para poder facilitar el acceso de los mayores a nuevas formas de ocio, información y comunicación.

 

 

Carolina, también cariñosamente llamada “profe” por sus alumn@s, forma parte del equipo de voluntarios de la Fundación:

“Como monitora del taller, he sido voluntaria en esta y otras organizaciones de mayores dando clases de informática para romper la brecha digital generacional, siempre con la idea de visibilizar la capacidad de los mayores para utilizar la tecnología y guiarles en el proceso de aprendizaje. Uno de los aspectos positivos que destaco de este taller es que además de integrar las TIC en su vida diaria, los mayores consiguen formar un grupo unido en las clases. No importa el nivel de informática de cada participante, el aprendizaje es mutuo y todas aprendemos de todas.”

También contamos con el apoyo de voluntarios de la Fundación Federico Fliedner, como Rodrigo (11 años).

 

En una de las últimas clases antes del descanso de verano,  aprovecharon una de las prácticas con el programa de Word para redactar sobre sus experiencias en el taller “Mayores 2.0”:

 

“Conocí la Fundación por una voluntaria de Cruz Roja. Me gusta por la cercanía y buen ambiente amistoso que hay en ella. En el taller de informática intentamos aprender las bases de esta tecnología y este taller lo elegí para ampliar conocimientos. Recomendaría este taller a quien quisiera iniciarse en las nuevas tecnologías.

Venir aquí que aprenderéis y lo pasareis bien.”

Usuaria de la Fundación Alicia y Guillermo

 

 


 

“Tengo ochenta años. Suelo escribir cuentos en el ordenador pero necesitaba conocer otras funciones del mismo. Conozco la Fundación Alicia y Guillermo desde hace bastante tiempo por otras actividades y al saber que se iba a impartir un curso de Informática no dudé en apuntarme. Lo que más me interesaba era aprender a abrir nuevas carpetas y a insertar fotos en un texto escrito.
Al final de este curso puedo afirmar que he aprendido lo que quería y además he podido repasar las distintas funciones para presentar los escritos de otra forma. Ha sido un curso estupendo y animo a todos que se apunten ya que espero que este tipo de cursos se repitan por ser muy interesantes.
Una mención especial para Carol, la “profe” por su buen hacer, su profesionalidad y sobretodo su paciencia con todos nosotros.”

María Castaldi, Junio 2018

 

 

“Conocí la Fundación Alicia y Guillermo a través de una amiga que es voluntaria aquí. Me gusta la facilidad de integrarse y ser partícipe de las actividades. Me apunté en el taller de informática para intentar aprender lo básico de las nuevas tecnologías porque estoy interesada en aprender tanto del móvil como del PC. Además, considero que es un taller muy positivo para la agilidad del cerebro y ejercitar la memoria. Me gusta mucho y ya estoy recomendando este curso a amigos y conocidos.”

Alumna del taller de informática

 


 

“Conocí la Fundación a través de una amiga. Me gusta la Fundación por la dedicación de los voluntarios y la socialización del grupo con todo el mundo. Hacemos lo que podemos con todo lo que nos explica la voluntaria que tiene una paciencia admirable.  Elegí este taller de informática porque quiero aprender todo lo que pueda ya que estoy un poco pez con el tema de las tecnologías.
Recomendaría el taller a cualquiera que como yo necesite aprender ya que aunque tenga un nivel ínfimo, puede aprender.

 ¡Espero que vengas a alguna clase!”

Usuaria del taller de informática

 

 

Yo soy Lucia, conocí la Fundación Alicia y Guillermo a través de la Cruz Roja. Asisto a las clases de informática y conocemos lo buenas y necesarias que son las nuevas tecnologías y lo pasamos muy bien aprendiendo.
Recomiendo a mis amigas que vengan divertirse con nosotras!!!!!”

Lucia, alumna del taller de informática de la FAyG

 


Si tú o algún familiar mayor tiene curiosidad por aprender a utilizar las TIC, anímate y contacta con la Fundación Alicia y Guillermo, estaremos encantadas de conocerte. =)

 

Fotos: Antonie Glaser (mil gracias por las fotos)

Fiesta de Navidad en la Fundación Alicia y Guillermo

“Si no sabes qué regalar a tus seres más queridos en Navidad, regáleles tu amor.
Bendita sea la fecha que une a todo el mundo en una conspiración de amor.” 
(Hamilton Wright Mabie)

 

Este dicho nos lo hemos tomado en serio. Lo que queríamos regalar en estas navidades era todo el cariño que recibimos y fomentamos entre todos los que forman parte de la Fundación Alicia y Guillermo: usuarios, voluntarios, mayores, jóvenes,…

 

 

Hemos cerrado nuestro tercer año de funcionamiento con llaves de oro. El sábado 16 de diciembre, hemos reunido en nuestra sede más que 50 amigos de la Fundación Alicia y Guillermo. Mayores que asisten a los talleres, mayores que son acompañados en domicilio por nuestros voluntarios, los voluntarios y los demás amigos y familiares de los amigos. Una mezcla de diferentes edades (de 4 a 85 años) y origines (Estados Unidos, América Latina, Europa) compartiendo una energía buena y contagiosa. 

 

 

Este año contamos con la gran participación de Raquel rompiendo el hielo entre todos al inicio de la fiesta con su actividad de danza creativa. Raquel consiguió que la gente fuese consciente de su propio cuerpo, aceptase el desafío de poner su confianza en las manos de gente que acababa de conocer y al mismo tiempo disfrutar con los demás. Después el gran éxito de la actividad, estamos seguros que en 2018 tendremos más sesiones de danza creativa con Raquel.

 

 

El aperitivo con el propio Catering de la Fundación Alicia y Guillermo, hecho con mucho cariño, creatividad de Masterchefs y la gran ayuda de algunos voluntarios, fue otro momento de reunirse, conocerse mejor y charlar mucho.

 

 

En una ronda de nuevos amigos y con villancicos sevillanos y cubanos tocando al fondo, finalizamos la fiesta con más baile, más risas y mucha gratitud por las horas que pudimos pasar con todos juntos.

 

 

Compartimos algunas impresiones de los amigos que estuvieron en la fiesta:

 

Victoria (voluntaria): “Un día especial que con tanto cariño nos regalasteis.  Es una suerte formar parte de vuestro equipo”

Ana (voluntaria): “Muchas gracias Lola! Ann! Raquel! Y todo el equipo cocina! La organización ha sido de 10. Ha sido un rato muy divertido. Muchas gracias 😊”

Javier (voluntario): “Gracias a vosotras por el esfuerzo .Todo un  exito🎖🎖👏👏👏👏”

Paco (voluntario): “Gracias también a todas y todos compañeros voluntarios, un gran abrazo.”

Mercedes (voluntaria): “Lo hemos pasado genial, y nos hemos reído mucho muchas gracias por ser como sois todos geniales.”

Elioska (voluntaria): “Preciosa fiesta.”

 

 

Desde el equipo de la Fundación Alicia y Guillermo queremos dar las gracias a todos por este gran año 2017. Un año de mucho aprendizaje, nuevas alianzas firmadas, retos cumplidos y nuevos desafíos.

 

 

¡Feliz año nuevo y felices fiestas!

Feria de Entidades Tetuán #EnREDandoTETUAN

Feria de Entidades del distrito Tetuán 07.10.2017

 

El día 07 de octubre 2017 se reunieron muchas de las entidades participantes del Proceso de Desarrollo Comunitario del distrito Tetuán. El resultado fue una verdadera fiesta de participación ciudadana con música, baile, actuaciones y diversas actividades organizadas en el espacio de cada entidad.

 

Como escenario  elegido la plaza de Canal Isabell II en pleno Bravo Murillo, la principal arteria del distrito, y un día soleado. A las 9:30 de la mañana, con un tímido sol y un ambiente fresco, personal de las distintas entidades nos reunimos en la plaza para hacer el montaje de la feria. Pronto salió el sol y no pasó mucho tiempo hasta que la plaza se llenó de vecinos del barrio, que fueron conociendo las diferentes entidades presentes a través de una gymkhana. Los que completaron las tres preguntas, como premio se llevaron  una planta y el conocimiento sobre la labor de algunas de las diferentes entidades sociales que  trabajan en su barrio.

 

Desde la fundación Alicia y Guillermo  buscamos promover la creatividad a través de la pintura y el dibujo. Nuestro voluntario José dirigió un taller de dibujo, con el desafío de dibujar con la mano opuesta a la que uno está acostumbrado a escribir. Fue un gran éxito, principalmente entre los más pequeños visitantes de la feria, que nos tuvieron ocupados toda la mañana.  También pudimos contar con la participación de mayores, que unió distintas generaciones en una misma actividad.

  

José: “El taller fue muy dinámico, los niños que participaron fueron muy entusiastas. Algunos de ellos quisieron realizar más de un dibujo. Participaron algunos representantes (padres o acompañantes), apoyando lo que hacían, incluso, haciendo sugerencias para que participaran entre ellos. Participó una señora, que decía que no podía porque tenía la mano mala, pero logró dibujar y lo disfrutó.. Fue un éxito.”

Ya con el sol bien alto, aprovechamos nuestro entorno para crear un mural con el artista y usuario de la fundación, Alberto Latini. Entre varías manos, colores y formas diferentes se creó una mensaje de paz en estos tiempos turbulentos.

 

    

 

Para enlazar con el Día Internacional de las Personas Mayores, la Comisión de Personas  Mayores del distrito de Tetuán, realizó una “actuación silenciosa”. En tres escenarios diferentes estaba sentada una persona mayor sola.  En un caso la  única compañía en los últimos 8 años era la televisión, en  otro llevaba 6 días sin hablar con nadie y por último otra persona que ya no puede pedir ayuda a los vecinos, porque no los conoce. A través de estos 3 simples ejemplos se buscó enseñar y concienciar sobre el gran la silenciosa soledad que sufre tanta gente mayor todos los días.

 

    

 

En el centro de la plaza hubo actuaciones: batucada, masterclass de swing, actuación de hip hoplectura dramatizada de textos sobre el fomento del buen trato a las personas mayores.

En resumen un gran día para los vecinos y las entidades sociales del distrito de Tetuán. Seguro que de la feria surgen interesantes sinergias para mejorar la vida de los habitantes del distrito.

Convenio de Colaboración con la Fundación LLORENTE & CUENCA

Nos alegramos poder comunicar la firma de un convenio de colaboración con la Fundación LLORENTE & CUENCA.  Consistirá principalmente, en la participación de Fundación Alicia y Guillermo en el Proyecto de Narrativas con Impacto Social que la Fundación LLORENTE & CUENCA ha puesto en marcha con el IE University, institución con la cual la Firma de consultoría mantiene estrechas relaciones.

 

Dicho proyecto se materializará en la ejecución de servicios de desarrollo y consultoría de comunicación y relaciones públicas, realizando labores de sensibilización y difusión de iniciativas o proyectos impulsados por la Fundación Alicia y Guillermo, y asesorando a tales efectos a la Fundación Alicia y Guillermo en el diseño y ejecución de sus materiales y campañas de comunicación.

Todas estas actividades serán realizadas con los alumnos del Master in Visual and Digital Media del IE University, estando en todo caso, coordinadas y supervisadas por voluntarios de la Fundación LLORENTE & CUENCA.

Habrá una colaboración hasta junio del año que viene en un programa piloto muy prometedor junto con la IE University.

Los estudiantes del Master in Visual and Digital Media pondrán en práctica los conocimientos adquiridos a través del desarrollo de proyectos focalizados en el colectivo de las personas mayores. Con esta colaboración nos ayudarán a impulsar nuestros programas e iniciativas para mejorar la vida de los mayores y su imagen en la sociedad.

Os seguiremos informando sobre el avance de este magnífico proyecto.

 

Buen Trato hacia las Personas Mayores

Hacer mi voluntariado en la Fundación me ha ayudado especialmente a cambiar mi concepción de los “mayores”, ahora evito palabras como “anciano” o “viejo”, no porque sean malas palabras (las palabras no son ni buenas ni malas), sino por la connotación y el carácter despectivo que tienen. Este interés en los “mayores” hizo que solicitase en el Colegio Oficial de Psicólogos de Madrid, formar parte del Grupo Buenos Tratos a Personas Mayores. Cuando me incorporé a este grupo, estaban trabajando en un proyecto que quería concienciar a la sociedad, a las instituciones y a las familias, del maltrato que reciben las personas mayores y que en muchas ocasiones, se vive como una situación normal, es decir, ni siquiera nos damos cuenta de que lo que estamos haciendo puede suponer un maltrato al mayor. ¿Qué mejor manera de hacerlo que a través de unos cuentos? Una idea muy potente porque permitía llegar a los demás de una forma amena y entretenida, pero a la vez les facilitaba tomar conciencia de qué es un maltrato y de cómo se puede contribuir a erradicarlo. En total se elaboraron 6 cuentos, en los que se plasmaban situaciones de buen y mal trato a los mayores, en los ámbitos de la Sociedad, las Instituciones y la Familia.

Mi participación fue en los cuentos para concienciar a la Sociedad. En mi grupo de trabajo se dio una colaboración estupenda en la que todos queríamos aportar nuestras ideas. La experiencia fue gratificante porque además me ayudó a darme cuenta de que muchas situaciones que vivía como “normales”, no lo eran. Por ejemplo, llamar al mayor por el diminutivo de su nombre y tratarle como si fuera un niño. O dirigirnos al mayor como si no tuviera capacidad de decisión simplemente por tener más años que nosotros, aunque cognitivamente no tenga ningún deterioro.

Os invito a leer los cuentos, a tomar conciencia y a colaborar con ese cambio sobre la concepción del mayor que necesita nuestra sociedad, especialmente cuando según nos dice la OMS “entre 2000 y 2050, la proporción de los habitantes del planeta mayores de 60 años se duplicará, pasando del 11% al 22%. En números absolutos, este grupo de edad pasará de 605 millones a 2000 millones en el transcurso de medio siglo”. En 2050, muchos de nosotros formaremos parte del colectivo de mayores y desde luego, yo quiero seguir siendo tratada como una persona válida, independiente y con decisión propia.

¿Qué quieres para ti? 

Mercedes Retana, Voluntaria FAyG

 

 

 

 

Compartimos la invitación a la presentación del “Proyecto “Cuenta conmigo, cuenta con ellos”, promovido por el Grupo de Trabajo Promoción para el Buen Trato hacia las Personas Mayores del Colegio Oficial de Psicólogos de Madrid, que ha tenido como resultado más destacable la edición de Cuentos y Guías didácticas para el fomento del buen trato a las personas mayores, dirigidos a Instituciones, Familias y Sociedad. En siguiente enlace tiene información más detallada sobre esta convocatoria.” Será el día 10 de octubre.

 

 

La FUNDACIÓN ALICIA Y GUILLERMO y GRUPO RETIRO

La FUNDACIÓN ALICIA Y GUILLERMO y GRUPO RETIRO

firman un acuerdo de colaboración

 

Madrid, 10 de agosto de 2017

 

La FUNDACIÓN ALICIA Y GUILLERMO, organización sin ánimo de lucro dedicada a promover actividades que sirvan para luchar contra la discriminación por razón de edad, superar los estereotipos relacionados con la edad y eliminar barreras, y GRUPO RETIRO, empresa con más de 20 años de experiencia ayudando a mejorar la calidad de vida de las personas mayores a través de las Rentas Vitalicias Inmobiliarias, las Hipotecas Inversas y las Compraventas con Alquiler Garantizado; establecieron un acuerdo de colaboración para trabajar conjuntamente y, así, mejorar la calidad de los servicios que ofrecen.

 

Este acuerdo llega en un momento en el que el proceso de envejecimiento de la población es cada vez más importante; por lo que el protagonismo que están alcanzando las personas mayores en la sociedad cada vez es más evidente y a tener en cuenta. De esta manera Carlos A. Martínez Cerezo (Presidente y Consejero Delegado de Grupo Retiro) junto con Dolores Carbonell Zaragoza (Presidenta y Directora Ejecutiva de Fundación Alicia y Guillermo), firmaron un acuerdo para colaborar, siempre con el fin de mejorar el bienestar de las personas mayores que, en muchas ocasiones, carecen de recursos económicos y financieros suficientes para disfrutar de una mejor jubilación, o para poder pagarse una residencia o disponer de ayuda en el hogar.

 

Esta unión de esfuerzos de ambas corporaciones contribuirá sin duda al bienestar de la sociedad, en muchas ocasiones los recursos existen y es importante hacerlos llegar al lugar donde se necesita y en el momento adecuado, y tanto Grupo Retiro como la Fundación Alicia y Guillermo, están implicados y comprometidos en que las personas mayores disfruten de una calidad de vida merecida.

 

 

 

FUNDACIÓN ALICIA Y GUILLERMO (http://fundacionaliciayguillermo.com) – Es una organización sin ánimo de lucro dedicada a promover actividades que sirvan para luchar contra la discriminación por razón de edad, superar los estereotipos relacionados con la edad y eliminar barreras, apreciar en mayor medida la valiosa contribución que las personas de más edad hacen a la sociedad y a la economía, promover el envejecimiento activo, la solidaridad intergeneracional y la vitalidad y dignidad de todas las personas.

 

GRUPO RETIRO (http://www.gruporetiro.com) –  Desde 1996 es la empresa pionera y líder en España en la gestión de  Rentas Vitalicias Inmobiliarias, Hipotecas Inversas y Venta con Alquiler Garantizado. Actualmente Grupo Retiro es el único grupo empresarial que realiza una gestión integral del patrimonio inmobiliario de las Personas Mayores, teniendo en cuenta las diferentes particularidades y problemáticas de cada uno de ellos.

 

 

Gabinete de Comunicación de Grupo Retiro

Mar Villa Pérez

Directora de Comunicación y Marketing

comunicacion@gruporetiro.com

Tel.: 915 774 240

 

Gabinete de Comunicación de Fundación Alicia y Guillermo

Ann-Katrin Siemens

Responsable de Comunicación

comunicacion@fundacionaliciayguillermo.com

Tel.: 910 843 405NP – Acuerdo de Colaboración Fundacion Alicia y Guillermo

 

“Con este acuerdo queremos facilitar fórmulas financieras, para que las personas mayores puedan disfrutar de esta etapa de la vida con confianza y bienestar.” Lola Carbonell, Directora Ejecutiva FAyG.

 

Día de los Abuelos en la Fundación – 26 de julio

 

El día 26 de julio se celebra en España el Día de los Abuelos.

Y por qué en este día? Porque es la festividad de San Joaquín y Santa Ana, los padres de la Virgen María y por tanto, los abuelos de Jesús.

En homenaje al Día de los abuelos, decidimos dedicar una semana entera a los yay@s de nuestras vidas.

Le hemos pedido a nuestros usuarios y voluntarios que nos cuenten cuales son sus recuerdos más entrañables con sus abuelos/nietos y estamos tan satisfechos con sus respuestas que no podemos dejar de compartirlas con vosotros. Son relatos llenos de cariño, admiración, amor y risas.

 

 

Los Abuelos y sus nietos

Carmen (Usuaria FAyG) y sus 3 nietos

“La vida cuando nacieron mis hijos estuve tan ocupada cuidándolos que me perdí lo mejor… Ahora los nietos me hacen recordar momentos de mi pasado y disfrutar el presente.”

 


Rosa (Usuaria FAyG) y sus 3 nietos

“Respecto a mis nietos me tienen totalmente ilusionada. Son después de mis hijas lo mejor que me ha pasado, como yo creo que nos pasa a casi todos los abuelos.
Gracias a Dios los tengo cerca a los tres y compartimos mucho con ellos mi marido y yo.
Hemos hecho bastantes viajes con ellos, pero un crucero que hicimos con los dos mayores fue una experiencia fantástica. El idioma que se hablaba en el barco era el inglés y ellos con ocho y diez años que tenían entonces ya eran bilingües y fueron nuestros traductores y luego también en Nueva York. Fue un viaje estupendo.
Con el pequeño de tres años también hemos viajado y somos felices con ellos.”

 

 

Los nietos y sus abuelos

 

Elisa (Voluntaria FAyG) y su abuelo Ignacio

“Mi abuelo paterno se llamaba Ignacio, fumaba en pipa, era de pocas palabras pero de buen humor. Cuando era muy niña me sentaba en sus rodillas y me decía muy serio que podía expulsar el humo por los ojos. Para hacerlo yo tenía que ponerle una mano en su pecho y no dejar de mirarle los ojos… así el lentamente bajaba la pipa a mi mano y yo pegaba un bote por el calor… ja ja él se partía de la risa😜.”

 


Mercedes Retana (Voluntaria FAyG) y su abuela Antonia

MI ABUELA Y LA ENFERMERA
“Mi abuela era una mujer pequeña, de pelo negro apenas salpicado por las canas y con unos ojos azules intensos, no sólo por su color, sino porque la vida se asomaba a borbotones a través de ellos. Nunca nos dejó llamarla abuela, porque decía que era muy joven, aunque cuando yo nací tenía 60 años, así que todos sus nietos la llamábamos “madre”. Su nombre era Natividad, pero como tampoco le gustaba todos la llamaban Antonia.
Uno de los recuerdos más nítidos que tengo de ella era cuando le acompañaba al ambulatorio a ponerse su inyección semanal. Este recuerdo me marcó especialmente por el miedo que me daba una enfermera que había allí: llevaba en la cabeza una pequeña cofia blanca que tapaba las raíces canosas de su pelo corto teñido del color de las castañas. Su cara era alargada y angulosa, marcada por grandes pómulos que ocultaban unos ojos negros y hundidos. La nariz, grande y aguileña, parecía una roca que erosionaba la mitad de su cara. Su boca era un corte a la que sólo daba identidad la pintura que la cubría. Utilizaba un color rojo oscuro como la sangre seca, que se vertía por los pliegues que bordeaban sus labios dándole un aspecto de estar siempre fruncidos. Al sonreír mostraba una hilera descolocada de dientes amarillos entre los que brillaba un puente de oro. La cabeza parecía estar pegada a los hombros y sólo de cerca podías ver el cuello que los unía. Pero lo que de verdad le hacía distinta de las demás personas, era una montaña que le nacía en el omoplato izquierdo.
Después de que pusieran la inyección a mi abuela, buscábamos a la enfermera de la montaña en la espalda. Me agarraba con una mano y en la otra escondía un décimo de lotería: “¿se nota? Me preguntaba. Yo negaba con la cabeza. Ella sonreía satisfecha“. Cuando la encontrábamos, mi abuela se acercaba a ella y, en un gesto cariñoso, le pasaba la mano por la espalda mientras le preguntaba: “¿Qué tal está querida? Hace mucho que no nos vemos”. Hablaban unos minutos de sus respectivos males y mi abuela se despedía, no sin antes hacer que yo también me despidiese y la enfermera me pellizcase con fuerza la mejilla.
Camino de casa, mi abuela muy contenta me decía: “a ver si esta semana nos funciona la joroba y nos toca la lotería. Tengo un buen presentimiento”.
La verdad es que nunca nos tocó la lotería y con los años pude conocer más a la enfermera, que resultó ser una buena mujer.”

 


Mercedes (Voluntaria FAyG) y su abuela Ángeles 

“Mi abuela se llamaba Ángeles, era genial y muy divertida. La recuerdo como si la estuviera viendo ahora mismo, cuando salíamos a comer fuera era genial con su bolso grande del estilo de maletín de médico. La pidieras lo que la pidieras, en ese bolso había de todo. Cuando terminábamos de comer, y se pedían los cafés, ella cogía su bolso y sacaba una petaca de él, cogía el tapón y echaba el líquido y se lo tomaba, ¿ a qué ni os imagináis que era? Pues el chupito era chinchón seco, y ella muy, pero que MUY seria, nos decía: “Me lo ha mandado el médico para hacer la digestión.
Como esta anécdota tengo muchas para poder contar y recordar, fue una gran mujer, tuvo 13 hijos y se le murieron dos, a los otros los saco ella sola viuda.”

 


José (Voluntario FAyG) y sus abuelos

“Como adoptado tuve la gran oportunidad de tener más abuelos que el común de la gente, todos me adoptaban como su nieto.

Una de esas parejas, mis abuelos Gerónimo y María, originarios del mismo pueblo de mis padres, solían quedarse en nuestro apartamento en Caracas, cuando visitaban la capital, en una de esas oportunidades, mis amigos de la calle y  yo teníamos de mascota una perra abandonada, se llamaba Tomasina, están mis abuelos en casa, se acerca Tomasina a la puerta y llamo a mi abuela:
“Sra. María venga a conocer a Tomasina.”
Mi abuela se enfureció mucho, salió a la puerta a reclamarme que ella no era esa Sra. María, que ella era mi abuela y que nunca la llamara de otra forma, dentro mi abuelo Gerónimo y mis padres estaban muertos de la riza.

La segunda anécdota es con el último abuelo que me adoptó, era el abuelo materno de mi esposa, Pedro. Pues un diciembre, después de comprar los regalos de navidad para mi hija, decidimos comprarle un modelo de avión armable de los que se pintan. El abuelo Pedro tenía una habilidad manual increíble.

Envolvimos para regalo la caja del avión, y cuando fuimos a su casa, mi hija (que para entonces tenía 6 años), y yo, le dimos el regalo. Tomó la caja, inició a desenvolver con mucho cuidado. Andrea estaba casi desesperada, cuando por fin terminó de desenvolverla, soltó una sonora carcajada.
Tuvimos que esperar un rato a que terminase de reír, mientras Andrea y yo cruzábamos miradas de sorpresa de cuando en cuando. Hasta que por fin pudo hablar y nos dijo: “Ese fue el avión alemán que me derribó sobre Madrid durante la guerra civil” y continuó riendo y le dio un beso en la frente a Andrea.”

 

 

 

¡GRACIAS a todos!