Voluntariado con Mayores – Verano

 

Nuestro voluntariado de acompañamiento funciona todo el año.  Ahora en verano muchos de los mayores acompañados se van con sus familias a los pueblos y disfrutan de esta calurosa época del año en un entorno familiar. Otros se quedan aquí en Madrid y juntos con sus voluntarios pasan unos momentos especiales.

Les hemos pedido a algunos de ellos que compartan con nosotros como están pasando el verano con los mayores. A ver que nos cuentan =)

 

 

Elisa (Voluntaria FAyG) y Esperanza 

“Yo tomo zumito de frutas… y comparto risa. Me gana jugando a las cartas.. suma y suma puntos. Cuando la digo que hace trampas se parte de la risa.”

 

 

 

Elioska (Voluntaria FAyG) y Fina 

“Mi querida Fina me invita en casa a una coca cola, galletas con la famosa mantequilla de Soria o unos canapés de salmón ahumado.

Nunca le apetece a ella comer o beber nada, pero todo me lo da a mi. Porque según ella dice que trabajo tanto y debo alimentarme más.😉

Nuestras tardes se nos van en charlas de recetas, historia de su niñez y consejo para encontrar el amor de mi vida.”

 

 

Sara (Voluntaria FAyG) y Carmen 

“Mi señora se llama Carmen, se ha ido hace poquito a vivir con su hija y aún se está adaptando porque vivía sola antes. No le gusta mucho su nuevo barrio pero ya tiene amigas que bajan a los perritos y allí nos sentamos y paseamos con ellas charlando.”

 

 

Kirke (Voluntaria FAyG) y Cele 

“Mi Cele no está para mucho pero de vez en cuando se vuelve muy loca y se toma una gaseosa fresquita! Nos gusta hablar de cuando íbamos todas las semanas a tomar café ¡pero le gustaban más las porras que nos comíamos acompañando a ese café! Ahora estamos en otra etapa (como ocurre en todas las relaciones) y hablamos mucho de lo fuerte que es y lo bien que está llevando su enfermedad. Nunca deja de reírse de mis tonterías ¡y los doctores se ríen con las suyas! Es una superheroina del 1933!”

 

 

 

Maria (Voluntaria FAyG) y Isabel 

“Isabel y yo compartimos charla y un bitter kas fresquito. Nunca antes había bebido bitter kas, pero creo que me está gustando tanto porque me recuerda a los buenos ratos juntas.”

 

 

¡Feliz Verano a todos!

Aprendiendo Informática en la Fundación Alicia y Guillermo

Los miércoles por la tarde nos reunimos en la Fundación Alicia y Guillermo para aprender informática. A diferencia de las generaciones más jóvenes, que han convivido con el uso las TIC (Tecnologías de la Información y la Comunicación) desde su nacimiento, los mayores se han visto obligados a adaptarse a un mundo donde las TIC cada vez tienen mayor peso en todos los aspectos de la vida.

 

El objetivo de las clases de informática es familiarizamos con el funcionamiento de los ordenadores, smartphones y tablets, aprender a manejar el ratón, las pantallas táctiles, el teclado, los usb, las apps e internet para poder facilitar el acceso de los mayores a nuevas formas de ocio, información y comunicación.

 

 

El contenido del taller es adaptable a las necesidades de los participantes y en las últimas clases hemos respondido algunas dudas, como por ejemplo:

  • Aprender a utilizar Whatsapp: cambiar la foto de perfil, enviar audios y fotos, hacer videollamadas, añadir nuevos contactos, salir de grupos…
  • ‘Mi teléfono tiene la memoria llena’: eliminar contenido, borrar caché, vaciar la papelera, pasar las fotos del smartphone al ordenador…
  • Utilizar Youtube: crear listas, suscribirse a canales, buscar las letras de las canciones para cantar como karaoke…
  • Utilizar Facebook: cómo añadir amigos, ¿pueden otras personas saber que estoy viendo su Facebook?, ¿quién puede ver mis fotos?
  • Seguridad en la navegación: utilizar diferentes navegadores, palabras clave en Google, ¿qué son las cookies? ¿es seguro pedir cita para renovar el DNI por internet?
  • Configuración del smpartphone: pasar los contactos de la SIM al teléfono, cómo añadir mi correo electrónico, aprender a hacer fotos, cambiar el fondo de pantalla, descargar aplicaciones, conectar el wifi…

 

Como monitora del taller, he sido voluntaria en esta y otras organizaciones de mayores dando clases de informática para romper la brecha digital generacional, siempre con la idea de visibilizar la capacidad de los mayores para utilizar la tecnología y guiarles en el proceso de aprendizaje.

Uno de los aspectos positivos que destaco de este taller es que además de integrar las TIC en su vida diaria, los mayores consiguen formar un grupo unido en las clases. No importa el nivel de informática de cada participante, el aprendizaje es mutuo y todas aprendemos de todas.

 

Si tú o algún familiar mayor tiene curiosidad por aprender a utilizar las TIC, anímate y contacta con la Fundación Alicia y Guillermo, estaremos encantadas de conocerte.

Carolina Pallardó
(Voluntaria FAyG)

6 Motivos para hacerse voluntario de la Fundación

El voluntario es el alma de la Fundación. Sin los voluntarios la Fundación no podría cumplir con sus objetivos, como dar acompañamiento afectivo, fomentar la autonomía de las personas mayores, promover la solidaridad intergeneracional, eliminar barreras y superar los estereotipos relacionados con la edad.

El voluntariado se puede realizar de varias formas: voluntariado individual a través del acompañamiento afectivo, voluntariado en grupo participando en distintas actividades en residencia (musical, juegos, etc.), e incluso voluntariado de staff en la sede de la Fundación.

Hemos hablado con la coordinadora del voluntariado en la Fundación, la psicóloga Teresa Torrente, y con una de nuestras voluntarias, Mercedes Retana también psicóloga. Ellas nos darán 6  motivos de por qué hacer voluntariado en la FAyG


1. Haces a una persona feliz (y a ti mismo también)

Teresa: ¿Quieres ser feliz? Haz feliz a otro. Uno de los creadores de la Psicología Positiva, Martin Seligman –actual presidente de la academia americana de psicología- , lo deja muy clarito. Para ser feliz, la mejor receta es poner tus fortalezas al servicio de los demás. Y eso es, precisamente, de lo que va el voluntariado.

Mercedes: El voluntariado no sólo es una acción hacia afuera también es una acción hacia adentro. Produce una gran satisfacción personal contribuir a mejorar la vida de otras personas, aunque sea un “ratito”. Sabes que con tu acto, esa persona será durante un “ratito” más feliz.


2. Adquieres conocimientos para tu vida personal y profesional

Teresa: Crece, hazte más fuerte, adquiere recursos para tu vida personal y profesional: si la experiencia es un grado, ser voluntario te da un plus de experiencia ya que te mueves en situaciones donde has de poner lo mejor de ti. Cuanto más aprendas con nosotros, más aprovecharás para ti.

Mercedes: Con el voluntariado se refuerza nuestra autoestima. No sólo porque ayudamos a los demás y eso hace que nos sintamos mejor con nosotros mismos, es que las personas a las que ayudas agradecen y reconocen tu esfuerzo.


3. Disfrutas de una experiencia enriquecedora 

Teresa: Si tienes tiempo, aquí tienes dónde vivirlo. Hacer voluntariado NO es pasar el rato, es disfrutarlo. Junto a alguien que te necesita y a quien acabarás queriendo. A veces, uno mira hacia atrás y le parece que el tiempo ha pasado volando, que no se ha hecho nada especial, que los años se han “borrado” de la memoria. Lo importante no es cuánto vivimos sino lo que vivimos y cómo lo vivimos.  Son las personas, las emociones, las que dan intensidad a nuestras vivencias y las hacen imborrables. De manera que, cuando miremos hacia atrás, sabremos que hemos vivido.

Mercedes: El voluntariado con mayores es una de las mejores experiencias que conozco, porque los mayores son una fuente continua de conocimiento y, en definitiva, de vida. Una conversación con ellos te permite conocer el pasado de primera mano y ayuda a comprender nuestra historia.


4. Relación Abuelo-Nieto

Mercedes: por la afectividad que surge entre el voluntariado y su mayor. Te permite volver a vivir la relación de abuelo-nieto, que a veces o no hemos podido disfrutar porque murió siendo nosotros pequeños o porque no vivíamos cerca. Su agradecimiento te llena el corazón. A veces es una mirada cargada de sentimiento, un abrazo, un apretón de manos, una sonrisa o un bizcocho hecho para tomaros juntos un café cuando vas a visitarle.


5. Te ayudamos en tu formación 

Teresa: Quizá estés haciendo una formación orientada a los servicios sociales o la sanidad. ¿Necesitas adquirir más práctica para fijar tu formación teórica? Te lo ponemos fácil: hablamos contigo, vemos tus necesidades, te contamos las nuestras y las cuadramos. Para que tú te lleves lo que necesitas mientras le das a otro lo que él/ella necesita.  Y en la Fundación Alicia y Guillermo tenemos un programa de gestión del voluntario que pone a tu servicio herramientas como el coaching o la mentoría, para que desarrolles las competencias que tú/nosotros necesitas/necesitamos.


6. Cambias el mundo (el de una persona y el tuyo propio)

Teresa: Y si lo que quieres es cambiar el mundo, apoyarte en otros valores que no giren sólo en torno al interés económico, centrados en la colaboración y la generosidad, con una ética real y práctica… entonces y como decía Gandhi: “Sé el cambio que buscas”.

 

 

Leer más

Jorge y Pedro

Queremos presentar a las personas que marcan todos los días una diferencia en la vida de un mayor:
Los voluntarios de la FAyG

Uno de ellos es Jorge. Él acompañó a Pedro, que sufría de la enfermedad de Parkinson.
Para saber más, vea el siguiente video.

 

 

 

¡Comienzo de las actividades de acompañamiento!

Alte Dame mit Urenkel

Por fin hemos empezado con el acompañamiento a los primeros mayores. Es un camino largo que apenas hemos empezado a recorrer, pero estos primeros logros nos hacen muy felices, y queremos compartirlo con vosotros.

El primer grupo de voluntarios ha terminado la formación, y  están conociendo a los mayores según se van acercando a la Fundación. Varios agentes sociales del entorno de la Fundación nos están ayudando a llegar a aquellas personas que más podrían necesitar de nuestro apoyo.

Queríamos compartir aquí nuestra ilusión y la de las personas voluntarias que están haciendo posible todo esto. Con su permiso (faltaría más), os dejamos fragmentos de las conversaciones que tuvimos con ellos después del primer día de acompañamiento:

– Chic@s, estoy súper feliz porque la mayor es un encanto!! Hemos congeniado muy bien y he estado 3h en su casa,jajaja. El lunes la acompaño al médico y estoy deseando que llegue para verla otra vez! De todo corazón gracias por hacer esto posible!!

– Hemos ido a dar un paseo y hemos tomado un café en una cafetería! La verdad es que el tiempo vuela con ella. Entre que salgo contenta de su casa y vosotros me poneis colorada…vivan los martes!

– ⁠⁠Yo acabo d empezar y la verdad es que ella se siente a gusto y yo también. Hemos estado haciendo recados y hablando x l camino todo muy apacible.

– También ha sido mi primer día. Lo que más le gusta es salir a la calle a desayunar, y eso hemos hecho. Todo bien!

– Y mi primer día!!! Genial, muy contento. Ánimo k ya estamos en marcha!!!!