DIFICULTADES PARA MASTICAR Y TRAGAR: ¿EN NAVIDAD QUÉ?

Debido a algunas patologías o derivadas del proceso natural de envejecimiento algunas personas presentan dificultades para manejar el bolo alimenticio en la boca, masticar y/o tragar. Ya sean leves o tengamos un diagnóstico de disfagia confirmado, debemos tenerlas en cuenta.  

Vivimos en una sociedad en la que el acto de comer no se asocia únicamente a la función de nutrición como tal, sino que le añadimos un importante componente social. En estos casos las personas con estas dificultades y sus familias pueden sentir que esta condición supone un obstáculo insalvable para disfrutar, por ejemplo, de una comida o cena en familia.

 

 

Existen algunos alimentos muy presentes en nuestras mesas que para personas con disfagia, niños y mayores, están desaconsejados. No obstante, es posible adaptar algunos de ellos fácilmente, o sustituirlos por otros igualmente deliciosos.  Aquí tenemos algunos de los más frecuentes:

 

  • Los polvorones se desmigan en la boca creando dificultad en el manejo. Una alternativa más segura si queremos darnos un capricho sería un dulce tipo yema o marrón glacé, más jugoso.
  • Evitar el turrón duro o con trocitos de almendra o avellana, y optar por turrones blandos o cremosos.
  • Los frutos secos aumentan en gran medida la probabilidad de sufrir una aspiración, por lo que es importante evitarlos. Si tenemos en mente un plato de carne o pescado relleno, mejor optar por un relleno homogéneo en texturas.
  • Para preparar canapés, es preferible utilizar un panecillo blando untado, evitando especialmente el hojaldre, que se desmiga muy fácilmente, creando dificultades.
  • Una crema o consomé caliente siempre es una buena opción, en lugar de sopas con fideos o trozos de mariscos.
  • Recomendamos prescindir de carnes duras y probar con un pescado blanco, cuidando que quede jugoso.
  • A la hora de las uvas, las naturales no son una buena elección si en la familia tenemos algún niño, persona mayor o paciente con disfagia, ya que la piel, pipas y gran tamaño pueden comprometer la seguridad. Podemos tomar en su lugar uvas envasadas, cuyo tamaño es menor y ya se presentan limpias.
  • Si requerís el uso de espesante en líquidos, recordad que podéis añadirlo sin problema a cualquier bebida, incluyendo refrescos, vino, etc. (si no hay contraindicación médica).

 

Ante todo debemos recordar que estos son solo algunos ejemplos y que cada persona, dependiendo de su caso, requiere unas u otras adaptaciones que solo un profesional sanitario puede valorar. Cristina Ortiz, logopeda colaboradora, se pone a vuestra disposición para que le hagáis cualquier pregunta al respecto.

Desde la FAyG, os queremos proponer algunas ideas para que disfrutéis en familia de las comidas que caracterizan estas fechas con total tranquilidad:

Ideas para tu menú navideño

Aperitivos: Croquetas cremosas / ensaladilla con mayonesa / patés y quesos tiernos / hummus

Entrantes: Crema de boletus / consomé casero / crema de marisco

Platos principales: Pastel frío de atún / brandada de bacalao con salsa de pimientos / carne jugosa con relleno de textura homogénea

Guarniciones: puré de manzana y castañas / patatas panaderas / verduras al horno

Postres: Flan con nata montada / natillas / pudding / copa de chocolate

Dulces navideños: Turrón de Jijona / de yema / pasteles de gloria

Esperamos que nuestras ideas os hayan ayudado a planificar mejor vuestros menús y a mostraros que no hay excusa para perderse una agradable comida o cena.

 

¡La Fundación Alicia y Guillermo os desea Felices Fiestas!

 

Cristina Ortiz Muñoz, Logopeda

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *