Lidera tu vida: Mujeres libres y orgullosas de serlo #25N

Mujeres libres y orgullosas de serlo

 

Es belleza percibir y sentir el titilar de las mujeres mayores sabiendo que se es su poder interior y su sabiduría, tratando de brillar cada vez más fuerte.

 

Lidera tu vida es un espacio dedicado al empoderamiento de las mujeres a partir de los 50 años de vida, de historia, de experiencia. Empezando con nuestro lema cada miércoles mujeres libres y orgullosas de serlo, generamos el clima adecuado para que se descubran, se reconozcan y se diseñen a partir de un conjunto de herramientas psicoterapéuticas, facilitando así el desarrollo de sus capacidades, recursos y potencialidades.

 

El propósito de los encuentros es que cada mujer experimente una transformación en su interior, a través de la reflexión, el reconocimiento y el diseño de lo que cada una decide qué quiere mejorar para sentirse mejor consigo misma. Un espacio en que nos observamos y tomamos conciencia de lo que sucede en nuestro interior y en nuestro entorno.

 

Juntas potenciamos nuestro poder personal, aprendemos a experimentar lo que sucede y lo que nos ocurre de manera diferente para activar el estado mental-emocional-corporal y conectar con otras formas de hacer, que nos lleven a sentir mayor libertad, plenitud, gozo y serenidad.

 

A través de una metodología experiencial que integra la corporalidad, el lenguaje y la emocionalidad, conocemos  herramientas que nos permiten resolver situaciones de manera coherente hacia nosotras mismas, para nutrimos del potencial que tenemos y tomar decisiones desde una mayor autonomía y libertad.

Juntas abordamos la conciencia de estado, la inteligencia emocional, la responsabilidad,  el compromiso, la autonomía, la comunicación, la actitud, la gratitud…

 

Nuestra guapísimas y poderosas asistentes con Rocío

 

Otro de los temas que trabajamos son las creencias limitantes, aquellos patrones o pensamientos que construimos desde muy jóvenes y que hoy los vivimos como certezas. Las identificamos y  las cuestionamos porque sabemos que su influencia en la interpretación de la realidad bloquea nuestro potencial. El límite se encuentra en la mente, y está activo, condicionando el autoconcepto y la perspectiva de lo que nos rodea, de nuestro pensar, sentir y actuar.

 

Aunque han sido muchos los filósofos y psicólogos que han investigado acerca de la percepción, la interpretación de la realidad y lo que condiciona nuestro actuar, quisiera rescatar una frase que dijo Fredy Kaufman mucho más recientemente: “Nos creemos que somos una cosa y somos otra totalmente distinta, nuestra vida se ve afectada porque vivimos como aquello que creemos ser, en vez de vivir como aquello que en realidad somos.” Ni calladitas estamos más guapas, ni tenemos que cuidar de nuestros nietos por imposición, ni “esto es lo que nos ha tocado vivir”, ni “a partir de esta edad todo va de mal a peor”, ni “más vale malo conocido que bueno por conocer”, ni por supuesto,” quien bien nos quiere nos hará llorar”.

 

También existen creencias acerca de la edad que determinan nuestras posibilidades y contraen o expanden nuestra capacidad de acción. La edad no condiciona la capacidad de mirar hacia dentro y reconocerse. La edad no determina que no se pueda aprender a observar la realidad de manera diferente, ni la capacidad de soñar, ni de aprender, ni de crecer. Por tanto, como sabemos que la forma en que vemos las cosas determinan nuestra experiencia, la intención y el trabajo está dedicado a observar lo que no podíamos ver antes, a contemplar y actuar de manera diferente, divergente y creativa para dar respuesta a la pregunta: ¿Hacia dónde vamos?

 

Y aunque cada una de nosotras, de manera libre y autónoma, elije la dirección, el sentido y el ritmo… Juntas vamos camino de ser mujeres capaces de gestionar nuestro diálogo interno para discernir entre hechos e interpretaciones, de conectar con nuestros valores, sueños y propósitos, de gestionar emociones y pensamientos para sentirnos serenas, de hacernos cargo de las dificultades, solas y acompañadas.

 

Vamos camino de ser mujeres capaces de expresarnos en libertad, de inspirarnos, motivarnos, de conocer nuestros límites, expresarlos y cuidar nuestra dignidad y autoestima.

Vamos camino de percibir el equilibrio entre ser cuidada y cuidar, entre dar y recibir.

Vamos camino de ser auténticas, dignas, justas, valientes, alegres.

Para sentir lo que somos, mujeres libres y orgullosas de serlo.

 

Rocío Fuentes Cortina, Psicóloga del Taller Lidera tu Vida

 


 

Este miércoles, 21 de noviembre 2018, tendremos una sesión de puertas abiertas para que más mujeres puedan conocer este espacio especial.
En nuestra fundación a partir de las 17:00h.
¡Aquí te esperamos!

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *